José María López Mezquita

José María López Mezquita

Nació en Granada el 23 de abril de 1883 en el seno de una familia de comerciantes que, no era ciertamente el ambiente más propicio para el surgimiento de la faceta artística a la que consagró su vida. A los 9 años inició su formación en el taller de José Larrocha y a los 13, cuando su familia por negocios se traslada a Madrid, ingresó en 1897 en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, matriculándose en la sección de Pinturas y Grabados, donde fue discípulo de Cecilio Plá.

Participó en numerosas exposiciones nacionales e internacionales, en 1901 recibió la medalla de oro en la Exposición Nacional de Bellas Artes por su lienzo La Cuerda de presos (Museo Reina Sofía, Madrid), y en la de 1910 por el cuadro Retrato de los señores B. e hijos, y numerosas menciones especiales sobre los lienzos, Granadina y Reposos éste conocido como La Siesta, cuadro que presenta en 1903 en el Salón de París, en donde reside durante cuatro años, consiguiendo una medalla de oro. Y en 1904 participa en el Salón de Otoño de París con el retrato Madre del pintor, y el retrato de Alice Mumford, que le hacen merecedor del nombramiento Miembro Sociétaire.
En este año también pintó El embovedado, obra que se encuentra en el Museo Carmen Thyssen Málaga y que ofrece una vista de cómo era la urbe granadina en la época, y en la que destacan los efectos lumínicos, rasgo propio de la pintura paisajista del XIX.

Su formación sigue la obsesión luminístisca de la plástica española del momento, a la par, desarrollo su faceta retratista mundana y elegante, que le permitió viajar a Bélgica, Holanda, Inglaterra y Francia, bajo el mecenazgo de la infanta Isabel de Borbón y Borbón a la que retrató junto con la marquesa de Nájera (Museo de Historia de Madrid, 1915).

Regresó a su querida Granada en 1905 donde pintó Retrato de mis amigos, El velatorio, La juerga… si bien ya destacó en el retrato también son de esa época Otoño en la Alhambra y Vista del Albaicín. Co-fundador en 1910 de la Asociación Española de Pintores y Escultores.

Este destacado retratista fue académico de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y socio de honor de la Nacional de Bellas Artes de París, marchó en 1926 a Estados Unidos, donde permaneció largos años pero con breves regresos a España y cosechó éxitos en Bruselas, Buenos Aires, etc.

Trabajador silencioso y disciplinado, López Mezquita nos lleva de lo sencillo y espontáneo a lo consciente, de lo superficial a lo profundo, de la apariencia a la realidad, de la mirada a la visión.
Pintor de prestigio internacional, fue miembro de la Hispanic Society -para la que pintó una serie de retratos- y lo fue también de las Academias de Bellas Artes de Lisboa, Amberes y Cuba. Tras la guerra civil, permaneció en el extranjero. En 1946 fallece su esposa Fernanda, volviendo a contraer matrimonio con Elnora Gruber. y hasta 1952 no regresó a España.
Próxima su muerte, todavía siguió trabajando hasta que el 6 de diciembre de 1954 falleció en Madrid. Entre sus discípulos, podemos citar al pintor granadino Francisco Soria Aedo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s